Radioterapia

Tabla de contenidos:

Radioterapia

La Radioterapia es un método que consiste en la emisión de ondas de alta energía dirigidas a eliminar células cancerosas localizadas.

De acuerdo a la Sociedad Americana del Cáncer, “la radiación actúa sobre el ADN que se encuentra dentro de las células produciendo pequeñas roturas. Estas roturas evitan que las células cancerosas crezcan y se dividan, y les causan la muerte”.

Autogeneración rápida de células

Es necesario aclarar que durante este proceso, algunas células sanas también se ven afectadas, pero la mayoría tienen la capacidad de autoregenerarse rápidamente, lo que no suele pasar con las células cancerosas irradiadas.

La radioterapia cura o disminuye el tamaño de un tumor, evita recurrencias del cáncer o como tratamiento alivia los síntomas en pacientes cuyo cáncer está en etapa avanzada.

Tipos de
Radioterapia

Radioterapia Externa

La primera se realiza mediante una máquina que dirige los rayos justo donde se encuentra el tumor.

Radioterapia Interna

La segunda se aplica mediante un dispositivo o implante que se coloca dentro o cerca del tumor.

Importante:

1

La elección del tipo más conveniente la hace el médico al evaluar una serie de variables que tienen que ver con el tamaño del tumor, el tipo de cáncer y las características del paciente.

2

En ocasiones solo radioterapia basta, y en otras se aplica conjuntamente con otros métodos.

Atención por
nuestros equipos multidisciplinarios

Durante todo el proceso, el paciente contará con un equipo de profesionales de la salud altamente calificado que le brindará atención. Este equipo de atención puede incluir los siguientes especialistas:

Servicios que encontrarás en el área

Radioterapia Externa

Se le llama Radioterapia externa al proceso no invasivo mediante el cual se le administra al paciente dosis focalizadas de radiación.

Generalmente, la dosis total de radiación necesaria para que sea efectiva contra el tumor no puede suministrarse por completo en una sola sesión.


Por esta razón, la dosis total de radioterapia externa normalmente se divide en dosis menores denominadas fracciones o sesiones. La forma más común de administrarse es diariamente, cinco días a la semana (de lunes a viernes) de 5 a 8 semanas.

Los recesos de fin de semana permiten que las células normales se recuperen. La dosis total de radiación y el número de sesiones de tratamiento puede variar dependiendo de:

1 El tipo de cáncer, su tamaño y la localización del cáncer.

2 La razón del tratamiento.

3 El estado general de salud del paciente.

4 Cualquier otro tratamiento que esté recibiendo.

Después de un examen físico, así como de una revisión de la historia clínica del paciente y de los resultados de las pruebas, el médico localizará con exactitud el área a ser tratada. Esto se hace unos días antes de comenzar la radioterapia en un proceso llamado simulación.

Radioterapia
Interna (Braquiterapia)

Este tipo de radioterapia consiste en colocar un material radiactivo directamente dentro, o lo más cerca posible al cáncer. Este tipo de radiación se desplaza una distancia muy corta en el cuerpo.

El material es colocado de tal forma que dañe la menor cantidad de células normales como sea posible.

Es así que el material puede permanecer dentro del cuerpo del paciente por un tiempo determinado o de forma permanente.

Los principales tipos de radioterapia interna son: la intracavitaria y la intersticial. Ambos métodos involucran el uso de material radiactivo que está sellado en pequeños contenedores (implantes), tales como semillas metálicas, alambres, agujas o tubos.

Durante la radiación intracavitaria, el material es colocado dentro del cuerpo.

Importante:

1

Durante el tratamiento los implantes son colocados en el cuerpo a través de los aplicadores. Algunos implantes son permanentes, mientras que otros se dejan por un tiempo breve.

2

Puede que el aplicador sea retirado al mismo tiempo que el implante, o que se deje colocado hasta que se haya finalizado con todas las sesiones de tratamiento.

Radioterapia Intraoperativa

Este novedoso tratamiento permite realizar las sesiones de radioterapia a los pacientes en el mismo momento en que están siendo intervenidos quirúrgicamente, atacando directamente el tumor cancerígeno.
 


Las ventajas que presenta este tipo de terapia son:

1 Durante la cirugía se eliminan los residuos por lo que se reducen y/o eliminan las secuelas.

2 Reduce el riesgo de reincidencia del cáncer.

3 Reduce el número de radioterapias posteriores.

4 Reduce el tiempo de tratamiento de días a minutos.

Radiocirugía Estereotáxica

La radiocirugía estereotáxica a menudo se usa cuando el cáncer se ha propagado solo a algunos lugares en el cerebro y consiste en emplear imágenes tridimensionales para dirigir altas dosis de radiación al área afectada con un impacto mínimo en el tejido saludable que la rodea.

f

Los efectos secundarios varían dependiendo a dónde se dirige la radiación. Algunas veces se trata todo el cerebro con radiación cuando el cáncer se ha propagado a muchos lugares.

 
Habla con nosotros

¡Hola, soy Valentina! ¿En qué te puedo ayudar?